in

Gracias a una rifa, Huracán compró un tractor

Los detalles de la nueva adquisición del Globo.

El canchero Domingo Alarcón en el nuevo tractor del Globo.

El Club Huracán informó a través de sus redes sociales que esta semana logró comprar un tractor gracias a una rifa realizada de forma conjunta con jugadores y socios de la institución.

La entidad deportiva sorteó un novillo que ganó Laura Carrera, con el número 915, y con lo recaudado se compró un tractor que servirá para el mantenimiento del campo de juego del Gigante de Pueblo Diamante y el predio alquilado en el Oratorio Don Bosco.

El presidente del Azuloro, Javier Pretel, señaló que la rifa fue realizada con el objetivo “de comprar el tractor para el mantenimiento de los predios. Ahora que tenemos el contrato celebrado con Don Bosco, queremos trabajar en ellos. El tractor se pagó en su totalidad”.

“La Comisión ha planteado hacer acciones similares todos los meses, para el beneficio del club y las subcomisiones que trabajan en la institución”, añadió el directivo.

Servirá para el mantenimiento del campo de juego del Gigante de Pueblo Diamante y el predio alquilado en el Oratorio Don Bosco.

De a poco vamos avanzando todos los objetivos que nos hemos propuesto con la Comisión Directiva. Javier Pretel – presidente de Huracán.

Pretel agradeció a “todos los que han colaborado con el club, comprando número o con los emprendimientos que sacamos adelante. Y también a aquellos que ayudan en la parte humana para que Huracán esté mejor día a día. Queremos agradecer también a Raúl James y Silvio Fravasile, quienes fueron los gestores del tractor para el beneficio del club”.

Por Roberto Bravo. Fotos: Facebook Club Huracán SR – Prensa Oficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A ocho años de la partida de don Villa, y a cinco de un merecido homenaje

Cuando Ariel Ramírez fue revelación