in

Me encanta

Con la sangre del Chicho, Germán Torres crece en Unión de Santa Fe

Entrevistamos al hijo de Marcelo Torres, nacido futbolísticamente en Huracán de San Rafael y con presente en el Tatengue.

Germán Torres con la casaca de Unión de Santa Fe, enfrentando a San Lorenzo.

Germán Torres (18) se desempeña como volante, por izquierda o por derecha, y desde hace un año y medio juega en Unión de Santa Fe. Lilo, como lo apodan, es hijo de Marcelo Torres, gran volante que el Globo de avenida Mitre tuvo entre los ochenta y dos mil.

Surgido también en Huracán, Germán llegó a jugar en Primera de la mano de Sergio Busciglio, cuando en 2017 el ahora entrenador de Las Paredes lo hizo debutar contra San Martín en Monte Comán.

Fue el único cotejo que disputó en la División. Antes, festejó dos veces en 5ta y 6ta, dirigido por Mario Guerrero y Claudio Mansilla, respectivamente. Ese equipo logró un tricampeonato y Torres campeonó en dos de ellos.

Germán es hijo de Marcelo y Mariela y tiene dos hermanas más chicas, Candela y Sol.

Veloz, inteligente, dinámico en corta trayectoria y frío con la pelota en los pies, le surgió la posibilidad de ir a probar suerte a Unión de Santa Fe, gracias a Edgardo Leglises, quien también llevó a Gastón Hernández a San Lorenzo e incidió en el futuro de Nicolás Ivars (hoy en América de México).

La prueba tuvo lugar en diciembre de 2017 y al segundo día le comunicaron que volviera en enero de 2018, fecha desde la cual milita en la escuadra santafesina.

En Unión arrancó en 6ta y actualmente se encuentra en 5ta; a comienzos de 2019 tuvo la posibilidad de entrenar en varias oportunidades con la Reserva y la Primera, que en ese momento disputaba la Copa Sudamericana: “fue una experiencia muy linda, inigualable; tener de compañeros a jugadores que siempre viste en la televisión es algo muy lindo”, confió en una parte de la charla con InfoBravo, quien lleva convertidos algunos goles con la casaca Tatengue.

Germán Torres, con la casaca de Huracán de San Rafael, ante Rincón del Atuel.

Mi viejo fue mi técnico y lo va a ser por siempre; todo lo que sé me lo enseño él, y tiene la mayoría del crédito en esto. Germán Torres.

Torres vive en la pensión del club y, sobre cómo asimiló el hecho de tener que irse a vivir a más de 900 kilómetros de distancia de su hogar, señaló: “las primeras dos semanas me costó mucho estar solo y adaptarme a lo que me tocaba vivir, por más que fuera parte del sueño; fue muy difícil y por eso siempre agradezco a toda mi familia, que siempre me apoyó y dio fuerzas para seguir acá”.

En Santa Fe recibió un apoyo muy grande de otro sanrafaelino, Lucas Gamba, hasta que el delantero se fue a Huracán de Parque Patricios a mediados de 2018. Es una persona muy buena, que me dio una mano enorme; siempre voy a estar agradecido por lo que me dio y por cómo me aconsejó estando lejos de casa. Lo tengo como un amigo y ejemplo a seguir en lo futbolístico y como persona, dijo sobre el jugador surgido en Sport Club Quiroga y con gran presente en el Globo. 

Consultado por las similitudes que encuentra con su padre, el jugador indicó que “de lo que vi de él, y por todo lo que me han contando, no somos muy parecidos en cuanto a juego; sí llevamos la misma sangre, la misma actitud, la picardía”.

En el estadio «15 de abril» de Unión de Santa Fe.

Me dicen Lilo; mi papá está contento porque allá (San Rafael) le había robado el apodo Chicho (risas). Germán Torres.

En otra parte de la entrevista, Torres se refirió a los objetivos que persigue a corto y largo plazo: “a corto plazo es empezar bien el siguiente torneo, sacando la mayor parte de los puntos posibles hasta el parate (el próximo fin de semana comienza el torneo, se disputan dos fechas y paran); a largo plazo, la idea es poder ocupar un lugar en Reserva, ya que hay mucho contacto con Primera y están constantemente mirando para abajo”.

En el final de la nota, le dedicó su presente “a toda mi familia y amigos; ellos siempre fueron el apoyo de este sueño que estoy cumpliendo. También a mis cuatro abuelos (Pedro, Manolo, Silvia y Nena), incondicionales en todos lados, y a los que les di el gusto de verme jugar en Mendoza ante Godoy Cruz; espero haberles cumplido”.

Con la sangre del Chicho, Germán Torres busca llegar alto. Tiene un futuro promisorio y está cada vez más cerca.

Por Roberto Bravo. Fotos: gentileza de Germán Torres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sergio Busciglio, nuevo D.T. del Aviador: “Es un desafío y me gusta”

Nicolás Leal es baja en Huracán