in

“Flores, Inverno y Núñez”

Hubo un tiempo en que los jugadores estaban varias temporadas en un club. Más aún: la gran mayoría comenzaba y finalizaba su carrera deportiva en una sola entidad.

Huracán, Tricampeón 1958. De pie: Manstretta (U), Olguín, Argone, Sánchez, Ramírez, Carletti y Alentado. Hincados: Guajardo, Flores, Inverno, Núñez, De Reatis y Aguirre (M). Aunque no está en la foto, Amaya formaba parte de este plantel.

Por tanto, los hinchas decían de memoria las formaciones. Podía ser el equipo entero, o arquero 2 y 3 o 4, 5 y 6 u 8, 9 y 10 (terceto central) o los cinco de arriba.

En esto de interactuar con los lectores, en ocasión de publicar Rojos que la descocían ochenta añitos atrás, Héctor Correa Gabbi (ex defensor de Cuadro Nacional y los seleccionados sanrafaelinos) recitaba un equipo de Huracán que lo había deslumbrado en su niñez. ¿Será este?

Por Roberto Armando Bravo.

One Comment

Leave a Reply
  1. Si amigo, eran monstruos jugando. Falta Marquitos Aragon (mozo de La Polonia pegadita a La Paris) un excelente swing derecho que reemplazó a Nievas que venía de Alvear rapidísimo. Guajardo era un 5 clásico y ese año se va el rata Nuñez y llega el corcho Decurges y en lugar de Flores llega el coche Roldan. Tremendos jugadores. Se alejó el Potolo Alentado y llegó el pibe Pocho Dicésare.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nueva sección: “El reportaje imperdible”; hoy, grabación del Gringo Isidoro Antonio Celuci

¿El 25 de mayo vuelven los entrenamientos?