in ,

Palpitando el Clásico

A horas de que se enfrente Huracán y Pedal, recordamos un partido “de hacha y tiza” jugado hace sesenta años.

Hermosa foto que podría llevar por título “Con todo en las alturas”. Miguel Ángel Bertani ya preparó las tenazas para hacerse del balón, que busca la cabeza del santiagueño Díaz. Por la dudas de que no llegue el arquero, cerca de la línea, Dante Silva (3) y el Negro Héctor Loyola. Entre otros, miran atentamente García (9) y Cantinfla Olguín (4). En un costado, pegados al tejido de alambre del sector este, transmiten Emilio Bielli y los suyos.

Estadio: Sportivo Pedal Club. Recaudación: $83.500 m/n. Espectadores: 4.000. Árbitro: Juan Murgo.

Sportivo Pedal Club 0: Nieva; Cuello, Ocaña, Grima, Pastrán; Abba, Pedernera, Chacón; Díaz, García, Narváez.

Huracán 0: Bertani; Olguín, Fredes, Di Césare, Silva; Roldán, Loyola y Fernández; Garone, Máximo Weber, José Weber.

Parejo, de dientes apretados, pierna fuerte pero a la pelota, algunos destellos (pocos), situaciones de gol (no muchas) y, según diario El Comercio, una calificación de 6 puntos para el cotejo jugado en el estadio de los eucaliptos que culminó igualado en cero.

Ni vencedores ni vencidos. Todos conformes porque, en un choque del Globo y Tricolores, cuando no se puede ganar, no hay que perder.

Los mejores augurios para este Clásico que se disputará seis décadas después.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportivo Argentino: una lágrima por Fermín Barahona

Aniversario Tricolor. En 1982, el Sportivo Pedal Club marcó un récord excepcional