in

Adiós a un caballero

Daba gusto conversar con Leopoldo Molina. Coco fue un hombre de esa generación que hace medio siglo hizo un culto de respeto, prudencia y educación.

Aun cuando uno fuera un pibe sería tratado de usted, lo que no significaba un muro para el intercambio de opiniones de cualquier tema. Así, se desgranaban cosas del fútbol y otras.

En las décadas de los cuarenta y cincuenta fue «el» fullback de Deportivo Argentino. Recio, pero limpio y con gran ascendiente sobre compañeros como Rumbo, Llorente, Giménez, los Sosa, Ponce y Juan Pablo Gómez, entre otros.

Asimismo se erigió en un número puesto para integrar los exitosos seleccionados sanrafaelinos de aquellos tiempos con figuras de la estatura de Aldo Boldrini, Alberto Peña, Olguín, Tapia, Furtado.

leopoldo_molina_1
Deportivo Argentino Campeón 1961. De pie: Leopoldo Molina (D.T.), Américo Santaclara, Humberto Matacotta, Roberto Sosa, Germán Sotomayor, José Rodano, Aurelio Sánchez y Gabriel Ramírez. Hincados: Pedro Alí, Juan Rodano, Juan Antonio Pérez, Carlos Cardone y Jorge Abate.

Fue la época de la bohemia: el día que no jugaba en la Academia se calzaba la de Saavedra, su otro «amor».

También fue muy reconocido, del otro lado de la línea de cal, como entrenador de menores (¡Si habrá formado cracks para las canchas y la sociedad!) y mayores. Su mayor logro fue aquel Deportivo Campeón de 1961 donde descolló el terceto central con Pérez, Abate y Cardone pero que se sustentó en la técnica y sacrificio de los Rodano, Matacotta, Sánchez, Roberto Sosa, Ramírez y otros.

Hoy (a los 95 años de edad) nos dejó una figura importante del fútbol sanrafaelino en general y Deportivo Argentino en particular. Leopoldo Molina fue un caballero del fútbol y la vida.

Por Roberto Armando Bravo.

2 Comments

Leave a Reply
  1. Un grande mi viejo.
    Tal cual dice ud, dentro y fuera de la cancha.
    Hoy, por suerte ya esta junto a mi vieja desde hace poquitos dias.
    Ya descansan en paz los dos.
    Juntos de nuevo
    Gracias eternas por este articulo

  2. COMO ESCRIBE ROBERTO, UN CABALLERO DEL FUTBOL Y LA VIDA. TUVE LA BENDICION DE TENERLO COMO TECNICO EN DEPORTIVO, UN MAESTRO CON TODAS LAS LETRAS.UN ABRAZO PARA SU FAMILIA.
    JORGE MERIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2013 – Huracán 7 – Andes Talleres 1

Huracán, listo para el debut