in

Me divierte Me encanta

Huracán – Regional/Nacional 1974

Podría decirse que, en 1974, el fútbol sanrafaelino se puso los pantalones largos al ganar Huracán el Regional. Con el correr de los años, el Globito se convertiría en el club con mayor cantidad de participaciones en torneos federales: 27 en 60 certámenes (Regionales, TDI, Argentinos, Federales) de 1974 a 2018. Es decir; estuvo en casi la mitad.

“El balompié local” (parafraseando al inolvidable Emilio Bielli) hizo una transición muy rápida: de apenas un año desde la primera participación de Las Paredes. Algo similar a cuando un pibe cambia cortos por largos para pasar de patear la pelota a salir para mirar a las chicas.

Un poco de historia

Aquel dirigente tan importante para el Fútbol Federal llamado Valentín Suárez, había dispuesto que, a partir de1967, las plazas del interior accederían a jugar un torneo de Primera División de A.F.A. si ganaban el Regional. Para ello fue creado el Torneo Nacional.

En la primera edición participaron cuatro clubes: San Martín de Mendoza, Central Córdoba (Santiago del Estero), Chaco For Ever (Chaco) y San Lorenzo de Mar del Plata.

Tan exitosos resultaron los certámenes (y tan fuertes los peyorativamente llamados Clubes Chacareros) que la séptima edición (1973) contó con la participación de trece de ellos y, para la octava, se reservarían dieciocho plazas, igual cantidad que la de los clubes directamente afiliados; federalismo de verdad.

Durante siete años, muchos sanrafaelinos asistieron a la capital provincial para ver las presentaciones de los grandes de A.F.A.

De movida (1967) Independiente, Boca y San Lorenzo se presentaron en los estadios de Godoy Cruz y Andes Talleres. Era algo así como el primer mundo futbolero y nosotros estábamos lejos, muy lejos.

Pero, a partir de 1973, también  nos tocó participar en los Regionales y en la segunda incursión (de allí lo de transición rápida) pusimos en evidencia que estábamos a la altura, incluso, de las plazas de capitales de provincias.

Torneo Regional 1974. Estadio Ciudad de Río Cuarto. Pedro Lucero, Ramón Francisco Ortiz, Dante Chiavetta y Carlos Narváez. Huracán cayó 3-2 pero los goles de visitante le servirían para la definición en San Rafael.

Un sueño

Eso fue para los sanrafaelinos el Nacional 1974; aquí, en Huracán, jugarían históricos clubes del fútbol nacional como River Plate, Newell’s Old Boys, Gimnasia y Esgrima de La Plata, Talleres de Córdoba y Desamparados de San Juan. Y ¡por los puntos!

Derecho de piso

Hubo una constante en los partidos que el Globo jugó en San Rafael: los resultados no respondían a los merecimientos; el Azuloro tenía más posesión, era superior en generación pero concretaba muy poco; el resto  aprovechaba lo poco que gestaba. La practicidad fue clave en el fútbol de cualquier época, obviamente también en el de hoy. Y esa practicidad (si quieren sencillez), además de la jerarquía futbolística, fluye en equipos consolidados y está ausente en aquellos que se arman para un campeonato, como el caso de Huracán.

No todo puede medirse con la vara resultadista

Lo más importante en el fútbol es ganar; antes y ahora. Los resultados, según sean, ponen en pedestales o por el piso a entrenadores y jugadores, aunque en el caso del Nacional ’74 todo fue positivo, inclusive los resultados ya que dejaron enseñanzas directas o indirectas para toda una generación de futbolistas que pegó un salto de calidad luego traducido, justamente, en resultados.

Sin dudas, el sueño se hizo realidad. Y lo disfrutamos todos.

Por Roberto Armando Bravo/Roberto Bravo.

2 Comments

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esparcieron las cenizas de Roberto Chimanga Sosa en Belgrano y Rodolfo Iselín

Damián Rey: “el 2018 fue el comienzo de algo muy bueno”