in

Silvio Marzolini jugó con Boca en San Rafael, frente al Club Atlético San Luis

Volvió otras veces, recibiendo la gratitud de sus amigos Albos.

Visita a San Rafael, en el año 2001. En la cancha de bochas de Sportivo Pedal Club con amigos Albos: Alberto Patito Mansilla (un histórico de Atlético San Luis), Silvio Marzolini, Alentado (dirigente de los de Urquiza 150) y un grande del fútbol del Interior: Víctor Legrotaglie.

El 24 de octubre de 1972, los sanrafaelinos festejaron el día de su Santo Patrono con un acontecimiento deportivo fuera de lo común: la presentación de Boca Juniors enfrentando al Club Atlético San Luis.

Los dirigentes Albos trajeron a los Azuloro con la ilusión de recaudar lo necesario para construir una tribuna en su estadio de Urquiza 150. Afortunadamente cumplieron su propósito y, poco tiempo después, pudieron levantar la  popular Víctor Badiali.

Es que hubo lleno total en Pedal: en la tribuna oeste, los otros tres costados y las tres hileras de sillas de totora ubicadas dentro del campo de juego. Lo recaudado por esas ubicaciones fue extraordinario.

Boca ganó 4-0, tras una excelente demostración. Jugaron: Antonio Tano Roma; Rubén Chapa Suñé, Roberto Conejo Rogel, Oscar Cachín Blanco, Silvio Marzolini; Alberto Romero, Carlos Pachamé, Osvaldo Patota Potente; Ignacio Ramón Peña, Hugo Curioni, Enzo Ferrero. También, Roberto Mouzo, Nicolás Novello y Aldo Villagra. D.T.: José Puchero Varacka.

Por San Luis lo hicieron Hugo Porcari; Nino Vallejos, Jorge Quiroga, Diéguez, Ricardo Chandía; Patito Mansilla, Fontana, Haist; Sepúlveda, Jesús Pretto, Loco Barrionuevo y refuerzos como Pablo Pedernera (Pedal) Andrés Torres (Huracán), Carlos Estrella (Las Paredes -Campeón Anual-) y Tomás Quiroga (Atuel Norte).

Goles: P.T. 40ˈ Peña, 42ˈ Curioni. S.T. 20ˈ Mouzo -tp-, 35ˈ Potente.

Árbitro: Alberto Ducatelli.

1972. Club Atlético San Luis – Boca Juniors, en cancha de Pedal. Foto: www.historiadeboca.com.ar.

La carrera de Silvio Marzolini

El rubio hizo Inferiores en Ferrocarril Oeste, debutando en Primera en 1959. A partir de 1960 (y justamente hasta el ˈ72) jugó únicamente en Boca ganando las estrellas de 1962/64/65/69 (2) y 1970.

Silvio estuvo en los Mundiales de 1962 (Chile) y 1966 (Inglaterra). En este último, periodistas, dirigentes y autoridades lo eligieron como el mejor marcapunta izquierdo del mundo, ganándole la pulseada al crack italiano Giacinto Fachetti.

Marzolini hizo pocos goles: diez en 406 cotejos oficiales; claro que, por el sello de su calidad, se convirtieron en golazos.

En diciembre de 2015 se inauguró la estatua de Silvio Marzolini en el museo de Boca Juniors. Foto: www.eldia.com.

A partir del ˈ73 se hizo cargo de las Inferiores boquenses y, en 1981, fue el entrenador de aquel gran equipo campeón que brilló por los destellos de Diego Armando Maradona, Miguel Ángel Brindisi y cía.

Entre 1998 y 2008 trabajó como coordinador de las divisiones menores de Banfield, formando a jugadores como Darío Cvitanich, Jesús Dátolo, Mauro Bilos, Gabriel Paleta y Mariano Barbosa, campeones con Julio César Falcioni en el 2009.

Silvio Marzolini, un grande, falleció hoy a los 79 años de edad. Tristeza en el fútbol de todos los tiempos.

Por Roberto Armando Bravo/Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“El reportaje imperdible”: hoy, el Mono Montes

A nuestros amigos