in

“Señores Reyes Magos…”

Cuento corto: elucubraciones de un hincha.

Me parece que esta carta debí mandársela a Papá Noel. Pasa que un diciembre intenso en festejos, me nubló. De todos modos vale la intención. Además, ustedes son del mismo gremio ¿No?

No les voy a pedir milagros. Bueno, tal vez sí. Pero no se inquieten; entenderé si no pueden cumplir todo. Es más: aceptaré si no pueden hacer nada.

Lo primero que debiera decirles es que se trata del club de mis amores: el Rafa, como le llamamos al Sportivo San Rafael. Aquí va la lista que comienza con pedidos muy austeros que, a medida que me embalo, se vuelven significativos.

Que no descendamos. Sé que esta es una muestra de debilidad pero ¡Qué se le va a hacer! Está todo muy parejo; tenés mala leche y te vas a la “B”. Después, para volver es la cosa. Ya lo vivimos. Mi abuelo siempre decía que cambiaba un campeonato por no descender aunque, la verdad, nunca tuvimos uno para cambiar. ¿Pesimismo? No creo. En todo el mundo hubo varios clubes que hicieron muchísimo ruido al caer.

Y no crean que desconfío del plantel. Jugadores, tenemos. Ahora, jugadores, lo que se dice jugadores, uno o dos. El resto mete y mete y, en los últimos tiempos, eso alcanzó para no sufrir; Es más: conseguimos un par de subcampeonatos y hemos jugado algunos reducidos aunque los Regionales están lejanos.

Si se preguntan por qué no nos reforzamos la respuesta es que el club cuenta con pocos socios (al menos los que pagan), muy pocos dirigentes (ninguno la pone) y los sponsors brillan por su ausencia (a la camiseta no le caben más avisitos por los que recibimos puchitos). Además, aunque la gente está volviendo a las canchas, las recaudaciones apenas si alcanzan para los gastos. Para hacerla corta, no hay un mango.

Aun así les pido (más que pedir, les ruego) hagan el milagro de que salgamos campeones. Sí, ya sé, pasé de desmoralizado a optimista sin escala. Como cualquier hincha, diría para justificarme.

Y tengo razones. Sí señores. Lo que no les dije del plantel es que hay tres pibes que pintan para cracks y harán la pretemporada. De 5ta son. Uno es un central tan sereno que parece tener veinte años más; tiene un gran anticipo y cuando puede, sale jugando. Además cabecea en las dos áreas, lo cual es un plus en tiempos de pelota parada. El otro es un zurdito que, cuando la largue más rápido, pondrá en posición de gol al otro pibe: un nueve que es un ropero con inusual dominio de pelota y certeza para definir.

Me doy cuenta que hay que verlos en Primera, que una cosa es llegar y otra triunfar, que con los pibes no se ganan campeonatos, pero les tengo fe. El entrenador, aunque no sea muy confiable, también…

Además creo que si nos dan una manito, en una de esas… ¿Qué cómo es eso? Bueno, aseguran que la Liga premia y castiga y, si es así, tocaría que nos haga el favor porque la temporada pasada, la del segundo puesto, los árbitros nos bombearon demasiado.

¡Claro que es incomprobable! Por supuesto que el rol es tan difícil que quedará por siempre la duda sobre si sus errores son adrede. Pero ¡Qué sé yo! Para mí algunos son sospechosos, vieron. Y no solo lo digo yo ¿eh? Consulten a hinchas de otros clubes.

Si me van a preguntar si nunca nos beneficiaron, honestamente debo decir que nos perdonaron algunos penales, varias expulsiones, nos dieron un gol que no hacía falta el VAR para anular y hubo partidos en que revivimos esa hermosa sensación escolar de cuando solo amonestaban a los otros…

Y después están los periodistas. Se hacen los que son imparciales pero son contra. Se nota. ¡Qué casualidad que los únicos que nos portamos mal somos los hinchas del Rafa! Es muy evidente: cuando perdemos, perdemos bien; cuando ganamos, siempre hay un pero.

Bueno. Me voy despidiendo. Me quedo tranquilo por haber expresado verdades objetivas.

Gracias por anticipado y abrazo de gol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Regional: Quiroga y Rincón ya tienen rivales

Luciano Peinado se suma a Rincón del Atuel