in

Miguel Buxó y su primer título como entrenador del Azuloro

El campeonato obtenido, los refuerzos para el Regional y más.

Miguel Buxó y su primer título como entrenador del Azuloro.

Miguel Buxó recordará por siempre el domingo 11 de septiembre, ya que ese día logró su primer título como entrenador de Huracán, “su casa” como señaló en varias oportunidades. Y es que Pueblo Diamante es donde se crio y vive, y El Gigante es como su segundo hogar.

Días después del logro, más distendido, charló con InfoBravo y señaló que “para mí fue muy importante, ya que es mi primer título como entrenador del club; a la distancia, y al habernos consagrado cuatro fechas antes, parece fácil, pero no lo fue”.

Entre los escollos que debió superar el equipo, calificó como el más difícil al partido que le ganó a Atlético Pilares en tiempo de descuento con un doblete de Nicolás Leal, y el empate con Pedal en La Fortaleza de Cemento, uno de los resultados que hoy permite aventajar a su Clásico rival y ser campeón.

Más allá de haber obtenido el título, Buxó no se relaja y subrayó que el domingo contra Monte Comán “hay que demostrar porqué somos campeones”.

En relación al partido con el Ferroviario, invitó a los hinchas a que llenen el Pretel Hermanos, “a modo de reconocimiento a estos jugadores, que hicieron un campañón”.

Dedico este triunfo a mi familia, a Domingo Alarcón que debe estar feliz allá arriba, al Gringo Celuci que no está pasando por un buen momento y a todos los que fueron mis referentes de joven. Miguel Buxó.

Ya afeitado (cábala que adoptó hace algunos años y le dio buen resultado en Deportivo Goudge en 2016 -ascendió a la “A”, su último título hasta el del domingo-), pero dejándose crecer de nuevo la barba de cara al Regional, habló de cómo afrontarán ese torneo.

“Esta semana comenzamos a evaluar al equipo. He pedido tres refuerzos, en líneas puntuales: defensa, mediocampo y ataque. Hablé personalmente como Maximiliano Gómez (Quiroga), Matías Martino (Independiente Calle Larga) y Juan Carlos Ferreyra (último paso por Rincón del Atuel) y me dieron el visto bueno; la idea es que jueguen el Regional y sigan en 2023, para tener un equipo armado y competitivo”, expresó.

Vale recordar que, al ser campeón, Huracán se aseguró una plaza en el Regional del próximo año. Buxó volverá a conducir al Globito en un certamen de ese tipo, como ya lo supo hacer. De hecho, su debut como D.T. en un certamen federal se dio con el Azuloro, el 9 de junio de 1996, ante Villa Mitre en Bahía Blanca por el Argentino “A” 1995/96 (0-0).

Asimismo, señaló que no sumarán arqueros, ya que el puesto está cubierto con Esteban PelayesMartín Mir Bruno Espina, juvenil que viene de las Inferiores.

Maximiliano Gómez (Sport Club Quiroga), uno de los apuntados por Buxó para reforzar la defensa. Volvería a compartir esa zona de la cancha con Carlos Freyre, con quien jugó en el Azul.

El D.T. tuvo a Gómez y Ferreyra en Pedal, y a Martino en Independiente Calle Larga.

Matías Martino regresaría al Globo, proveniente de Independiente Calle Larga.

La intención de Huracán es que el torneo local finalice respetando el fixture, para que los refuerzos (Gómez y Martino están jugando; Ferreyra entrena por su cuenta), lleguen con competencia al Regional que empieza en un mes, ya que el equipo no realizará pretemporada.

Juan Carlos Ferreyra, de último paso por Rincón del Atuel, cumpliría su segundo paso por la institución de avenida Mitre.

También planean incorporar en el cuerpo técnico a un entrenador de arqueros (Fernando Castillo no pudo continuar por motivos laborales) y a un especialista en filmación para analizar los partidos.

2022, un año violento

Buxó tuvo palabras para referirse al 2022, un año en que lamentablemente se han registrado varios hechos violentos en el fútbol local, el más grave el asesinato de Lucas Miranda, hincha de El Porvenir.

Tras enviar las condolencias a la familia de Miranda, consideró que se debe castigar a los inadaptados y no a los clubes; para ello, “Justicia y Policía deben actuar como corresponde, identificando a los malvivientes”.

“Acá nos conocemos todos; en la medida que vayamos sacando a los inadaptados de las canchas, todo mejorará; pero cada vez hay más policías y menos gente. El Clásico con Pedal de la Primera Rueda fue una fiesta y no pasó nada; se puede”, concluyó.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportivo y el futuro de Alfredo Tizza

Ternas arbitrales del fin de semana