in

Me divierte Me encanta

¡Si lo habrán soñado!

Rincón del Atuel ganador del Torneo Vendimia 1973. De pie: L. Astorga, H. Fernández, O. Toro, M. Alías, H. Toro, C. Mandolessi, E. Mandolessi, Martínez, Brocal y Moyano. Hincados: Maya, R. Asencio, J. Alías, R. Alías, H. Sosa, Garello y G. Alías.

Afortunadamente algunos todavía lo cuentan. Hace poco más de sesenta años trabajaban con la luz de la luna para sacar champas, acarrear engarillas de tierra, emparejar y pisar, pisar y pisar.

¿Rodillos? ¿Qué es eso? Y un día, reglamento en mano, metros para medir, mucha cal para marcar perímetro y líneas interiores. Una parva de aserrín cerca para paliar los efectos de las grandes lluvias de entonces y sillas de totora porque los domingos la familia iba a ver fútbol a la Primavera.

Y la apuesta se redobló porque, si no hay sueños no hay realidades. La participación en la LSRF obligó a alambrar (algunas gallinas quedaron sueltas…) y construir los camarines “¡Vamos Rincón del Atuel!”.

Los sueños continuaron: la “B” era un trampolín para codearse con los grandes. No pasaron tantos años hasta que llegó el primer ascenso en el ’72 por los Alías, los Mandolessi, los Toro, Roberto Asencio, Nito Astorga, el Mono Herminio Fernández, Martínez, Brocal, Maya, Sosa y el pibito Garello con don Moyano como entrenador

Ni hablar de lo que fue el estreno en Primera cuando, en cancha de Deportivo Argentino, en una tarde sabatina y tormentosa, ganaron el Torneo Vendimia derrotando en la final nada menos que al Pedal de Tazare, Lara, Iglesias, Norberto Rodríguez, Carricondo, Sierra y Di Fabio, entre otros.

Fue 3 a 1. La enfervorizada hinchada Verde exclamaba “¡Ole!”, festejando el buen juego. Primer logro importante. Primera vuelta olímpica. Casi campeón porque eran convocantes aquellos certámenes Preparación (con muchísima concurrencia) donde los equipos presentaban en sociedad a sus incorporaciones; Rincón jugó con lo puesto y brilló.

Rincón del Atuel ganador del Torneo Vendimia 1973. De pie: L. Astorga, H. Fernández, O. Toro, M. Alías, H. Toro, C. Mandolessi, E. Mandolessi, Martínez, Brocal y Moyano. Hincados: Maya, R. Asencio, J. Alías, R. Alías, H. Sosa, Garello y G. Alías.

Por entonces, bajo la presidencia del joven y emprendedor presidente Raúl Izuel, se construyó la tribuna ubicada en el sector oeste, el de los vestuarios. Poco tiempo después la fatalidad (tan ligada a la historia de Rincón) truncó la vida del Ingeniero Izuel.

Tras algunas temporadas, de nuevo a la “B” y vuelta a la “A”: fue en 1986 al derrotar 1-0 a El Tropezón con gol de Fabricio Maggioni.

Aquella finalísima se disputó en Huracán. Los que quedaron en la historia, además del Tanque, Araya, Armando Sosa, el Gringo Jorge Sela, el Gallego Rubén García, Walter y Saúl Escobar, Manzano, Alfredo Mañas, Leguizamón, Montecino, Luis Toledano y otros.

Se fueron dos décadas de tobogán (descensos y ascensos) hasta que, en el ’92, el propósito tras subir fue aspirar a más. Aquel plantel, conducido por Luis Anzorena, estaba integrado por Claudio Navarro (marcó el gol en la final ante Quiroga), Bechara, Guzmán, Gustavo Ferreyra, Sergio Saínz, Fabricio Maggioni, Luis Toledano, Ramón Paiva, Montoya, Raúl González, Ríos y otros que jugaban con una camiseta verde-limón en degradé.

Y se lo tomaron en serio ¡Si hasta contrataron al gran Yali Olmedo junto a Raúl Zolorza y Sergio Sett! Gran campaña la del ’93 aunque sin campeonato. En el ’94 ganaron el Torneo de los Cuatro y debieron jugar un par de finales con Sportivo Balloffet para ir al Torneo del Interior: las ganaron 3-2 y 5-4 y entre Omar Cirame, Ramón Paiva y Miguel Ángel Godoy se repartieron todos los goles.

Aquel invento de Grondona (uno de tantos) dejó al club (y a sus dirigentes) tecleando en lo económico aunque muy satisfecho en lo deportivo porque, conducido por Juancho Cano, el Verde llegó casi a las finales.

Debieron pasar otros veinte años para apuntar a cosas mayores. El año pasado consiguió un subcampeonato que dejó sabor a poco. Este 2017 lo comenzó disputando por segunda vez un certamen federal y tampoco pudo ascender.

Parecía que terminaba un ciclo exitoso pero sin campeonato. Parecía. El domingo pasado, los sueños de todas las generaciones Verdes se hicieron realidad. ¡Rincón Campeón por primera vez! ¡Vamos Verde todavía!

Por Roberto Armando Bravo.

7 Comments

Leave a Reply
  1. Me encanto todo el relato del club donde jugo mi papá Osvaldo Toro q hasta el día de hoy se le llenan de lágrimas sus ojos al hablar de aquellos años ,muchas gracias por haber hecho esta hermosa nota.

  2. Mariela, la verdad que toda esa gente se merece esto, yo tuve la suerte de defender los colores del club RINCÓN DELATUEL, junto a los Alias, los Mandolesi, había un Toro que jugaba de 3, no se si es tu padre, el mono Fernandez, Martinez, y nos recibieron como si hubieramos nacido en el Club, a todas las flias, Muchas Gracias y FELICITACIONES CAMPEONES.

  3. Yo fuí otro agradecido del Club Rincón del Atuel y de Raúl Izuel, sus padres y Hna. La verdad que fueron años de jugar y compartir con gente muy noble con el Club y con nosotros. Disfruten los logros que no se borran de nunca más del corazón. Les envio mís afectos a toda la gente de R. del Atuel. Un abrazo grande

    Miguel Angel Bordón

  4. Fui uno de los que ganamos el ascenso en el 72. Vivo hace muchos años en Mendoza, pero voy seguido a S. Rafael y cada vez q paso por la cancha de Rincón recuerdo ese logro. A todos los que fueron mis compañeros y a la gente que nos seguía un gran saludo. FRANCISCO MARTÍNEZ

  5. Soy hijo de Juan Carlos “toti ” Pallares, ya fallecido, y fui testigo de como trabajó para el porvenir, junto a perico rebolloso.. Era muy niño, cdo iba a la avenida el libertador donde está la cancha, con mi viejo a emparejar la cancha, ya que le habían hecho una pista de bici cross y una de hockey sobre patines.. enormes recuerdos del Porvenir y mi viejo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Cómo se define la Zona Permanencia?

Frente al Jarillero, el domingo