in

¡Jugamos nosotros!

Para el 9 de julio de 1963, estaba prevista la visita a San Rafael de Independiente de Avellaneda. Además de ser un grande, el Rojo punteaba en el campeonato de AFA de 38 fechas.

9 de Julio de 1963. Cancha de Huracán. Entre otros, parados, Ramón Jofré (DG), Guajardo (H), Ricardo Tarditti (arquero de DG), Miguel Ángel Bertani (arquero de Huracán), Ángel Serrano (DG), Osvaldo Di Césare (H), Hilario García (arquero de DG), Eduardo Weber (H), Alfonso Pastor (D.T. de Huracán), José Aguirre (masajista de Huracán). Algunos de los hincados: José Coche Roldán (H), Miguel Ángel Pocholo Ferre (DG), Fernández (H) y Carlos García (DG).

Los pibes ya andaban cotejando con sus figuritas la formación que salía de memoria: “Santoro, Navarro y Rolan”, o la delantera “Bernao, Mura, Luis Suárez, Mario Rodríguez y Savoy”.

Pero Independiente -que había venido al departamento tres años antes- avisó, en tiempo y forma, que le era imposible viajar. Razones no le faltaban: la pelea con River Plate era palmo a palmo y, en fechas precedentes, había sumado varios lesionados.

Si bien los Rojos enfrentarían a Huracán en Pueblo Diamante, el Globito se reforzaría con jugadores del Deportivo Goudge, campeón de la temporada anterior y puntero en 1963. Es decir que el Día de la Independencia, se festejaría futbolísticamente con un gran choque local.

Y gran choque, es gran choque: Azuloros y Celestes habían disputado tres finales en 1962 y pelearían palmo a palmo el del 1963 que, finalmente, sería para Huracán.

Pero, por aquello de que “lo cortés no quita lo valiente”, como debe ser, posaron todos juntos.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sanrafaelinos jugarían la Copa Mendoza con otros equipos de la provincia

Gastón Hernández, presente en la victoria de San Lorenzo ante Boca