in

Inmerecido empate del Globo en la Linda

Isidoro Celucci. Al Gringo volvió a acompañarlo Carlos Rodríguez en la zaga. Buen partido de ambos.

Huracán visitó Salta y, en su 12da presentación en el Torneo Nacional 1981, igualó con Gimnasia y Tiro.

Gimnasia y Tiro (Salta) 2 – Huracán 2

Vaya por los partidos que debió ganar y no gano, aunque lo cierto es que los locales estuvieron mucho más cerca.

Promediando la primera fracción, Balderrama (apellido salteño si los hay) abrió el marcador y, sobre 40′, Carlos Alberto Álvarez amplió a dos. Cuando nada lo hacía prever, Enrique Eleodoro Brandán picó entre los centrales y superó la salida de Arroyo.

Impensadamente, Huracán quedó “ahí” de la igualdad por la que había hecho muy poco. Y la consiguió cuando iban 4′ del complemento: nuevamente Brandán (la figura del partido) superó a la última línea y fue derribado cuando se aprestaba a convertir; Jorge Vigliano marcó penal y el Gringo Isidoro Celucci remató a la derecha del arquero marcando el empate.

Enfureció Gimnasia que inclinó el arco hacia Emilio Pollero. Enfureció también el clima y desató una fuerte tormenta inusual para la época. Los locales desperdiciaron una tras otra (dos se estrellaron en los palos) y Huracán inquietó con un solitario Canario Hernández que, aún así, se las ingenió para preocupar.

El final mostró a los sanrafaelinos empapados, cansados pero contentos. Al menos una vez la suerte los había acompañado.

Hasta el próximo partido.

Por Roberto Armando Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Se vienen Los Cuyanitos

Fútbol local: sábado y domingo