in

En Constitución, se cansaron

El Aurinegro se quedó sin presidente y sin gran parte de la CD luego de que su titular, Juan Gamboa, y varios dirigentes decidieran renunciar. En la nota los motivos de por qué hoy, el Canario tiene un solo directivo.

Sin dudas, los hechos violentos suscitados en la platea del Alfredo Mondino el último 17 de junio cuando el Constitución se enfrentó a Atlético Pilares, calaron hondo en la dirigencia ver Pilares fue efectivo y clasificó.

Al vicepresidente Fabián Castró le salió $30.000 arreglar el auto, roto por un simpatizante excesivamente violento. Además, ese mismo individuo golpeó a Juan Gamboa.

El cinco de agosto habrá asamblea y llamaremos a elecciones para conformar la nueva CD. Juan Gamboa.

Pero no solamente eso: tras los violentos sucesos, la policía informó al club Canario que durante cuatro fechas debía contratar diez efectivos por partido (habitualmente se pagan cuatro por encuentro), lo que significa un costo aproximado de $32.000. Si a ello se le suma el pago a la terna arbitral…

“Cuando ascendimos recaudamos $12.000” contó Gamboa a este medio; esa frase exime de mayores explicaciones respecto a lo que les cuesta conseguir el dinero cada vez que juegan de local.

El que quiera presentar una lista puede hacerlo. Juan Gamboa.

El club quedó a cargo de un solo dirigente: el secretario Fabián Di Marco. “Yo lo sigo ayudando desde atrás pero, al igual que el resto de los dirigentes, dimos un paso al costado” dijo Gamboa, quien añadió: “el cinco de agosto habrá asamblea y llamaremos a elecciones para conformar la nueva CD; Fabián presentará una lista y estamos hablando en el barrio para ver si alguien quiere armar otra”.

A Di Marco, lo acompañan también “dos o tres hinchas que lo están ayudando”, según añadió el ahora ex presidente.

Mientras, el hincha que provocó los incidentes (que está libre ya que no hubo denuncia), no sabe el mal que le hizo a un club que estaba dirigido por gente muy trabajadora; Gamboa y su equipo hacían mucho por, valga la redundancia, muchos chicos del populoso barrio Constitución.

¿Cómo seguirá la situación?

Por Roberto Bravo.

Foto: archivo.

One Comment

Leave a Reply
  1. Esos delincuentes deberían pagar lo que hicieron y si no van presos que cumplan una condena trabajando trabajando en el club que han destruído.
    Pero supogo que lo que pienso nunca será. Un iluso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Día y hora para el debut

Las sanciones en la «A» y la «B»