in

El año de Balloffet

Repasamos los números del Pirata que, de la mano de Luis Castillo, volvió a la “A”.

Sportivo Balloffet. De pie: Esteban Pelayes, Luciano Fuentes, Gustavo Cruzate, Raúl Idáñez, Esteban Archambaulf y Yamil Canales. Hincados: Adrián Hidalgo, Jonathan Miranda, Luis Castillo, José Gutiérrez y Ángel Troncoso.

El objetivo 2018 del Pirata era ascender y dejar atrás aquel partido -a comienzos de abril de 2017- que ocasionó su dimisión/descenso por cuestiones extra futbolísticas. Y lo logró, con un equipo integrado por jugadores que ya son parte de la historia de la institución.

Pero, si bien hizo una excelente campaña (fue el que mayor porcentaje de puntos obtuvo en el año) y tuvo un plantel de una categoría superior, tuvo que desandar un largo camino para volver. La paridad con que se juega el fútbol por estos días se hizo presente.

En la Primera Fase integró la Zona “2” junto a Atlético San Luis, El Tropezón, La Llave y Vialidad Nacional. Se adueñó del grupo sacándole trece puntos al segundo (los Viales) tras jugar diez partidos y ganar nueve de forma consecutiva (el otro lo empató).

Cuando a priori era candidato a quedarse con el 50% del ascenso, San Martín -ganador de la Zona “1”- dio el batacazo en Pedal y lo venció por penales tras empatar 1-1 en tiempo reglamentario.

El Cruzado buscó revancha en la Segunda Fase pero no pudo acceder a una final por el 50% restante del ascenso. Jugó otros diez partidos (mismos rivales que en la Primera), de los cuales ganó siete, empató dos y perdió uno. Finalizó segundo, a un punto de Atlético San Luis.

Emocionado. Jonathan Miranda, el día de la consagración, abrazado por un pequeño hincha Pirata. El ex Pedal y Rincón fue uno de los goleadores (junto a José Gutiérrez) con diez goles.

Pero, como generalmente ocurre, “la tercera es la vencida”; y esa tercera oportunidad el Rojiblanco no la desaprovechó. En el Octogonal terminó segundo y ascendió el 22 de diciembre luego de doblegar a Atlético San Luis en cancha de Pedal.

En el Octogonal jugó siete cotejos, venciendo en cuatro, empatando en dos y perdiendo uno.

En total (contando la final con San Martín), los de Luis Castillo debieron disputar veintiocho partidos; de ellos, ganaron veinte, empataron seis y perdieron dos (78% de los puntos en juego). Convirtieron sesenta y tres goles y recibieron diecinueve.

Los máximos artilleros del conjunto de la margen izquierda del Río Diamante fueron José Gutiérrez y Jonathan Miranda con diez.

Antes de ascender, Balloffet hizo suyo el torneo paralelo. Se consagró Bicampeón tras imponerse en un triangular final a Atlético Pilares y Rincón del Atuel (ambos de la “A”).

El Pirata volvió a la “A” tras un breve paso por el ascenso y en 2019, si mantiene la base o parte de ella, seguramente será protagonista.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este es el fixture del Regional

1974: la Selección Nacional en San Rafael