in

Deportivo y su base para el ascenso

La Academia y un pilar fundamental para subir. Además, el proyecto 2023.

En el último partido del torneo ante La Llave, de los diecisiete jugadores que firmaron planilla, solo cuatro no surgieron en el club.

Deportivo Argentino realizó este año una gran temporada y logró el ascenso, algo que los Académicos esperaban desde el 22 de diciembre de 2018, cuando empataron con Goudge y descendieron.

Los futbolistas surgidos en el club fueron muy importantes para volver a la máxima categoría del fútbol local, tanto los que ya tenían experiencia en la “A” y sufrieron bajar, como los que se fueron formando en el fútbol de ascenso durante cuatro temporadas.

Si se compara el equipo que descendió ante el Celeste con el que finalizó la temporada ante La Llave (nos referimos a quienes firmaron planilla), repitieron: Luciano Merino, Federico Martínez, Rodolfo Andrade, Lucas Martínez, Ignacio Cañadas y Tobías Torres.

Y en ese partido ante el Cerrajero, de los diecisiete jugadores que firmaron planilla, solo cuatro no surgieron en el club: Yair Fuentes (si bien se federó por primera vez en la Academia, surgió en el fútbol pampeano), Sebastián Castro (Atlético Pilares), Luciano Merino (Huracán) y Emiliano Cirame (San Martín de Salto de las Rosas).

Siempre se alternó entre tres y cinco refuerzos; en el proyecto ha habido una base fuerte del club y la idea es generar jugadores, porque lo más importante que tiene Deportivo son las Infantiles e Inferiores”, le dijo a InfoBravo el revisor de cuentas del club y encargado del fútbol Albiceleste, Marcos Sabbione.

La <B> fue muy dura. La idea era que los chicos se fueran fortaleciendo, acompañados por un refuerzo en cada línea”, dijo Sabbione sobre el proyecto.

Los refuerzos para este año fueron Sebastián Castro, Daniel Agostinelli, William Sepúlveda, Lucas Pardo y Emiliano Cirame; de ellos, durante el torneo no siguieron Sepúlveda y Pardo.

El año pasado, Sabbione -además de ser dirigente- conducía la 5ta División que se consagró en cancha de Huracán, tras vencer 3-2 a Pedal. Cuatro jugadores de ese equipo fueron parte del ascenso este año, fortaleciendo al equipo ante la salida de refuerzos y lesiones: Ignacio Cañadas (tenía experiencia en Primera y estuvo desde el principio), Julián Gutiérrez, Bautista Martín y Lucas Rizza.

La 5ta División que a fin de año se coronó en Huracán ante Pedal. Foto: gentileza de Marcos Sabbione.

“El cuerpo técnico tenía esa 5ta disponible en el comienzo del año, pero decidió que siguieran en la División porque era importante no quemarlos; no era lo mismo darles responsabilidad, con jugadores que los rodeaban y ya estaban en sintonía. Cuando a mitad de año el plantel de Primera estuvo maduro, se metieron los pibes, salvo Cañadas que estaba desde el principio”, indicó el dirigente.

“Los pibes rindieron muy bien”, subrayó Sabbione, al tiempo que destacó a los experimentados surgidos en el club, como Rodolfo Andrade, Gabriel Allolio, los hermanos Federico y Lucas Martínez y Julián Riera, y a los refuerzos.

Producimos y todos los años otros clubes nos piden jugadores prestados. Queremos que nos rindan a nosotros, para lo cual se necesita acercarse más a lo profesional y ofrecer algo. Este año se le ha dado algo desde el primero al último que entró en la cancha; no son profesionales que viven del fútbol, pero el viático lo tienen y las necesidades (kinesiólogos, medicamentos, masajista, etc.) las tienen cubiertas. Se profesionalizó más en todos los sentidos”, agregó Sabbione.

El directivo resaltó que esa profesionalización no se hubiese logrado sin el trabajo del presidente Marcos Pescara, el tesorero Guillermo Mille y el secretario Ricardo Lora, entre otros dirigentes. También hizo parte a Federico Martínez (coordinador del Fútbol Infantil) y a la Subcomisión de Padres que trabaja y ayuda con el Fútbol Infantil.

El revisor de cuentas del club y encargado del fútbol Albiceleste, Marcos Sabbione.

Un cambio de mentalidad

“Al pibe de Deportivo le gusta el fútbol y lo disfruta, pero por ahí siempre tiene el estudio y la facultad como prioridad; no se les pidió que dejaran de estudiar, pero sí se los incentivó a lograr el objetivo, trabajando para mejorar las buenas condiciones que tienen”, indicó Sabbione sobre el cambio de mentalidad que dirigentes y cuerpo técnico buscaron concretar.

En esa línea, recalcó el trabajo de Tizza, quien “se formó en manejo de grupo y los potenció”.

Sabbione agregó que un punto de inflexión se dio al comienzo del torneo, cuando perdió los puntos ganados en cancha a Las Malvinas. También, el hecho de sufrir doce expulsiones en las primeras dieciséis fechas (en los últimos seis partidos no tuvo expulsados). “Debíamos jugar al fútbol. Cuando nos dimos cuenta de que nos estábamos enroscando con cosas que no tenían que ver con el fútbol, cambió la actitud de todos”, expresó.

Proyecto 2023

“Queremos lograr algo más significativo en Primera <A>”, dijo el directivo, y explicó que “la idea es contener a Emiliano Cirame (por el momento se sumó a San Martín) y Sebastián Castro. Si se incorpora, será uno o dos refuerzos más, no más de eso porque lo otro ya se ha hecho”.

Respecto a la continuidad del cuerpo técnico, detalló que “está todo en pie; tenemos que empezar a trabajar para darle forma (al proyecto) y ninguno se quiere ir”.

“Alfredo Tizza nos hizo aprender y ver un montón de cosas que son necesarias y que, siendo dirigente de un club y no solo de fútbol, no las veíamos al 100%. El cuerpo técnico trabajó muchísimo y hemos aprendido muchas cosas de ellos”, cerró sobre la labor del equipo técnico.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Concluye el noveno capítulo de la “A”

Emiliano Cirame volvió a San Martín para jugar la Reválida