in

A 67 años del primer partido nocturno en San Rafael

Se jugó en enero de 1956, en Sportivo Pedal Club.

Benjamín Cabaña, Iglesias, Velazco y Santiago Ouviña.

Contaba Benjamín Cabaña que en la cancha Tricolor aún no se había construido la tribuna oficial oeste; en su lugar estaban eucaliptus tan altos como los que había en frente (este).

Gente de Agua y Energía Eléctrica de la Nación tendió cables de costado a costado, todos más o menos a la misma altura, y de ellos colgó aquellas viejas lámparas que estaban en las esquinas de los barrios sanrafaelinos, una por cuadra.

Y, en realidad, no hubo un partido: se entendió que todos querrían estar esa noche que pasaría a la historia, por lo que ni siquiera se usaron las camisetas de los clubes: claras y oscuras fueron de cuadro en cuadro para jugar no más de media hora cada encuentro. Todos felices.

Repasando los planteles de 1956, creemos que aquella noche deben haber estado los pedalinos Pecoli Encabo, Tronco Peña, Caldera Calderón, Pulga Herrera y Aldito Boldrini.

Casi seguro, Pepe Inverno, Puntano Araniz, Cantinflas Olguín, Dante Silva y Ramón Crespillo de Huracán.

De Deportivo Argentino los hermanos Sosa, los hermanos Rodano y Ponce.

Lucho Lucero, Pocho Di Césare, Jorge Martínez y Cocho Páez de El Porvenir.

Los hermanos Ferre, Haist y Diéguez de Atlético San Luis.

De Las Paredes José Carrieri, Rubén Ripamonti, Julio César Pérez y Raúl Ibáñez.

Deben haber venido de Goudge Ramón Jofré, Lito Cabrera, los hermanos García y Ángel Serrano.

De Villa Atuel Caracha Oviedo y Juan Manuel Riveira, por nombrar solo algunos cracks de aquellos tiempos. 

Benjamín Cabaña, Iglesias, Velazco y Santiago Ouviña.

Por Roberto Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fútbol, pesos y dólares: lo que se recaudaba hace 30 años

Cosmodeportes: apuntando más alto