in

Me encanta

Villa Atuel – Aniversario: el Rojo fue el primer sanrafaelino que jugó en Chile. Sorprendente anécdota

Villa Atuel 1957. De pie: Coco Fernández, Miguel Gómez, Maestri, Rodolfo Risso, Benteo (A.S.), Elizondo Benítez, Cano Fernández y Tarzán (Masajista). Hincados: Hércules Muzzi, Juan Manuel Riveira, Pedro Gómez, Manolo Gutiérrez, Tito Yacomi y Negro Castro.

Algunos lugares tienen la suerte de contar con gente que expresa un profundo sentido de pertenencia. Lo manifiesta en el amor por la Patria Chica, el orgullo por su historia, el sano alarde por su productividad y el club de fútbol que los representa.

Villa Atuel es uno de ellos y hoy su entidad deportiva festeja 87 años (fue fundada el 1° de noviembre de 1931).

Recuerdo glorioso

Tanto como el bicampeonato de Primera (1964/65), el Regional de 1980 o la participación en otros torneos Federales, el pueblo Rojo festejó alborozadamente el ascenso de 1957 porque el C.A.V.A. llevaba varias temporadas en la “B”.

La felicidad de los que salieron en la foto más Iriarte, Oviedo, Morales, Pulchini, Jofré, Montaña, Farías, Ortega y Ramón Gutiérrez; de los dirigentes, socios y simpatizantes (entiéndase familias) se trasladó a cada uno de los corazones Rojos y, quien más, quien menos, todos derrocharon un júbilo contagioso.

Tanta energía traspuso las fronteras y Villa Atuel se constituyó en el primer equipo sanrafaelino invitado para jugar en la República de Chile, en febrero del 58′. Por si le faltaba algo, a la vuelta ganó el Preparación o Vendimia Sanrafaelino donde participaron todos los de Primera División.

Un afiche con contenido muy jugoso

El equipo anfitrión de los Rojos fue el Deportivo Buses E.T.C.E., perteneciente a la poderosa compañía estatal Empresa de Transportes Colectivos del Estado; militaba en la Tercera División del fútbol trasandino y tenía su estadio en la Quinta Normal de Santiago.

El afiche habla de un homenaje a Abraham Toro Díaz (El Torito) que fue el bandolero más buscado de Chile pero que, al igual que lo que sucedió en el surmendocino con Juan Bautista Bairoleto, tenía adhesión social.

A punto tal fue así que, tras ser capturado en nuestro San Rafael (trabajaba en Estancia El Sosneado de Sominar) asumió su defensa el famoso diario La Tercera. Veintinueve de las treinta causas en que estaba involucrado se cayeron por “tecnicismos” y solo fue condenado a cinco años de cárcel que prácticamente no cumplió ya que, por la presión social, el presidente Carlos Ibáñez del Campo lo indultó en noviembre de 1954.

El afiche promocional del partido de Villa Atuel en Chile.

Hacia mediados de 1958 retornó a un lugar no determinado de nuestro departamento. “Solo se supo que trabajó como zapatero hasta 1972 cuando, a los 58 años de edad, murió víctima de un ACV y fue sepultado en San Rafael”, afirma su abogado Raúl Miranda Valenzuela.

Retomamos el motivo central de la nota para expresar nuestras felicitaciones a todos los villatuelinos por estos 87 años de vida del C.A.V.A. ¡Que no decaiga!

Por Roberto Armando Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Matías Robles será operado el próximo viernes

Atlético Pilares participará del Regional Amateur 2019