in

Me encanta

Hace 45 años Huracán clasificaba al Torneo Nacional

Ayer se cumplieron 45 años de una inolvidable tarde luminosa y otoñal en la avenida Mitre: el domingo 26 de mayo de 1974 el Globo ganaba el Regional y clasificaba al Nacional.

1973. El Huracán Subcampeón de la LSRF que clasificó al Regional. De pie: Carlos Serrano, Ramón M. Sánchez Saavedra, Rodolfo Oliva, Carlos Rodríguez, Luis Rojas, Hermes Yácomo, Gurrieri y Carlos Narváez. Hincados: Oses, Aurelio Pizarro, Ramón Francisco Ortiz, Juan Carlos Ureta, Orlando Oros, Aldo R. Martínez, Andrés Torres y Derly Medaura.

Eso fue La Frutilla del Postre, porque al logro le precedió un proceso de poco más de un año de duración.

La temporada 1973 no había comenzado de la mejor manera: en febrero (con la dirección técnica de José Inverno) el Globo había quedado eliminado prematuramente del Torneo Vendimia.

El campeonato, otra cosa

A lo largo del certamen oficial el equipo tuvo un rendimiento más que aceptable. Hasta la última fecha fue un cabeza a cabeza con Las Paredes.

Finalmente los Azulgrana se quedaron con el título tras ganar el partido definitorio por 2-1 en El Alto.

Más allá de quedar relegado por segundo año consecutivo frente a los Aviadores, Huracán asimiló el golpe; tras cartón ganó el Torneo Reducido y derrotó al Campeón, clasificándose al Regional.

Aquel equipo del Pepe

Inverno planteaba un clásico 4-3-3. A la habitual solvencia de Ramón Sánchez Saavedra y del grandote Porcari, se sumaba una línea de fondo muy segura; Marco Macheroni o Rodolfo Oliva se complementaban muy bien con Carlos Rodríguez, y Zolorzano y Narváez controlaban los laterales.

El medio exhibía el despliegue de Ramón Ortiz, la ubicuidad de Dante Chiaveta y la inteligencia de Andrés Torres y, arriba, Aurelio Pizarro y Juan Carlos Ureta trabajaban por la orillas (y con diagonales) para asociarse con el goleador Orlando Oros. Ese era, generalmente, el conjunto titular.

Y habían muy buenos suplentes: el arquero Luis Gurrieri; los defensores Luis Rojas, Serrano y Funes; los volantes Aldo Roberto Martínez y Hermes Yácomo y los delanteros Derly Medaura, Roberto Figueroa y Oses, entre otros.

El Churri

Para el Regional, el saco con el escudito D.T. se lo puso Francisco Fredes. Y acertó con los refuerzos. El lateral campeón con en Globo en 1963 consiguió el concurso de Eduardo Aníbal Tazare (Arquero/Pedal), Ricardo Lara y Emilio Carricondo (Laterales/Pedal), Raúl Coronado (Zaguero Villa Atuel), Pedro Eugenio Lucero (Volante /Las Paredes), Orlando Bernués (Delantero Monte Comán), Jorge Sela (Delantero/ Rincón del Atuel) y Pedro Montaña (Delantero/Villa Atuel).

Los refuerzos. Fila superior: Eduardo Aníbal Tazare, Ricardo Lara y Emilio Carricondo. Fila del medio: Pedro Montaña, Jorge Sela y Raúl Coronado. Fila inferior: Pedro Eugenio Lucero y Orlando Bernués.

El Regional

El torneo se jugó por el sistema de eliminación con Rueda de Ganadores y Perdedores. En la Ronda Preliminar, el Globo perdió 2-1 con Estudiantes en Río Cuarto y triunfó como local 1-0. Los dos partidos siguientes los hizo suyos con comodidad: en el de ida venció 3-1 al Atlético Junín (en el este provincial) y 3-0 en el Gigante. De ese modo accedió a la final de la Rueda de Ganadores ante el Sportivo Desamparados; aquí igualó 0-0 y en San Juan perdió 2-0.

Así las cosas, pasó a disputar finales por Ronda de Perdedores con Estudiantes riocuartense. En la ida perdió 3-2 y en la vuelta ganó 1-0 (Ramón Francisco Ortiz) por lo que, al igual que en los primeros cruces, prevaleció por los goles de visitante. En ambos cotejos el entrenador fue Roberto Chimanga Sosa.

Los D.T. José Pepe Inverno, Francisco Fredes y Roberto Chimanga Sosa.

Huracán clasificaba a un torneo oficial de Primera División tras disputar tan solo ocho partidos. Hoy, para ascender a una Tercera División (Federal “A”), hay que jugar 18. ¿Queda alguna duda de que los campeonatos Federales Made in Grondona (de 1986 en adelante) fueron una trituradora de clubes y plazas del interior?

Las cosas no suceden porque sí

Cuando se toman determinadas decisiones hay que preguntarse a quiénes beneficiaron y a quiénes perjudicaron.

La respuesta surge comparando las diferencias que había entonces y hay hoy entre los clubes directamente afiliados y los del interior; los primeros establecieron un abismo en el nivel futbolístico y en infraestructura. Sin la pasividad y/o complicidad de los dirigentes del interior, no se habría llegado a esta situación. La ausencia de pertenencia se potenció con las luces porteñas (“Sí, don Julio”) y marchitó al Fútbol Federal.

Nos desviamos de la evocación

Si bien cada vez que podamos ejercitaremos la memoria (No todo Pasa), lo importante ahora es compartir los recuerdos felices.

Nuestro reconocimiento para quienes forjaron y concretaron aquella hazaña; para los que hoy se regocijan aquí y para los que miran gozosos desde el más allá.

¡Felicitaciones familia huracanera!

Por Roberto Armando Bravo.

2 Comments

Leave a Reply
  1. hola buenos dias yo soy cesar martin pizarro hijo de aurelio pizarro (lola) jugador de sportivo pedal club y huracan de san rafael el este año cumplio 70 años y en diciembre viajamos a san rafael mendoza y quiero organizar un partido de homenaje a mi viejo que siempre se acuerda de sus clubes amados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Previsible: el árbitro influyó en la eliminación de San Martín de Mendoza

Arbitraje sanrafaelino: Rosana Videla, primera mujer en participar de un Clásico