in

Me entristece

Argentino “A” ’99: partido clave en Bahía; Huracán, nuevamente cerca de ascender

Hoy, veinte años atrás, el Globo perdió un partido definitorio ante Villa Mitre en Bahía Blanca por la última fecha de la Ronda Final.

En el primer tiempo, cuando lo ganaba (1-0 o 2-1) y caía Patronato en Tres Arroyos (ante el Huracán bonaerense), los sanrafaelinos clasificaban para jugar la reválida por el segundo ascenso a la B Nacional; primero deberían enfrentar a Huracán de Corrientes y, de ganar, a Douglas Haig (Pergamino).

Pero Huracán cayó en El Fortín. En una tarde tan luminosa como fría (apenas se vendieron 523 entradas), los bahienses lo dieron vuelta en el complemento y triunfaron 3-2.

Decíamos de la fracción inicial donde Miguel Ángel Godoy abrió el marcador a los 9′, Martín Carrillo lo niveló a los 18′ y Félix Tobares volvió a adelantar a los Azuloro a los 34′. El Globo fue superior y justificó el triunfo parcial.

En el segundo tiempo Villa Mitre apretó desde el vamos y Huracán no supo defenderse con la pelota. A los 9′, buscando mejorar la recuperación, Abel Moralejo reemplazó a Diego Paolantonio por Mauricio Ortiz. Su equipo no había terminado de acomodarse y su rival lo dio vuelta en solo cuatro minutos: a los 12′ igualó nuevamente Carrillo (de tiro penal) y a los 16′ marcó el tercero Jorge Ochoa con un balazo desde fuera del área.

Un minuto después José María Ureta suplantó a Marcos Zazhú y, sobre 34′, el enganche Gabriel Riveira entró por el delantero Marcelo Perruzzi. Huracán careció de juego y ánimo para revertirlo.

¿Incidieron los cambios? Tal vez. Claro que nunca se podrá afirmar (sin generar polémica) que la declinación de un equipo sea por defección propia o virtudes del oponente.

Así formó el Azuloro en La Bahía: José Luis Sosa; Marcos Villalobos, Mario Guerrero, Gustavo Bernardeau, Carlos Correa; Marcelo Salvatierra, Diego Paolantonio, Marcos Zazhú; Miguel Ángel Godoy; Félix Tobares, Marcelo Perruzzi.

Con lo justo. Carlos Tapón Correa alcanzó a trabar ante el incisivo Martín Carrillo. La pelota quedará ahí. El rubio ya palpita su aterrizaje.

Quedaron en el banco Carlos Gatica y el defensor David Cruz (entonces solo se permitían cinco suplentes). También eran parte del plantel: Roberto Carrizo, Waldo Melzi, Juan Manuel Ureta, Guillermo Guerrero, Elbio Estrella, Gastón Estrella y Cristian Rabino. Tras la primera parte se desvincularon: Andrés Villafañe, José Luis Páez, Fernando Molina, José Luis Argañaráz y Ernesto Monasterio.

Por su parte, en aquel muy buen equipo de Villa Mitre se destacaban los zagueros centrales Gustavo Coronel y Víctor Zwenger; un cinco que marcaba el equilibrio (Jorge Ochoa), la creación de Pablo Gilardi y delanteros con juego y gol como Luis Paquillo Sánchez, Daniel Paz y, fundamentalmente, Martín Carrillo.

Ascendió

Por aquella victoria frente a los sanrafaelinos, Villa Mitre se ganó el derecho de jugar la Reválida y subió a la B Nacional. En la primera eliminatoria venció a Huracán de Corrientes por 3-1 (se jugó en Rosario) y en la segunda a Douglas Haig de Pergamino, también por 3-1, en Tandil.

Huracán no ascendió pero cumplió sobradamente.

Puede interesar: 1998: Huracán quedó a un paso del Nacional B.

Por Roberto Armando Bravo. Foto: Diario La Nueva Provincia (Bahía Blanca).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La última vez entre Albos y Canarios

Árbitros de domingo y martes